Archivo de la categoría: finlandia

Lakritsi

Estaba yo el otro día leyendo el blog de un amigo llamado Linus Torvalds cuando de repente me topé con un tema que hacía tiempo que quería tocar: Las golosinas finlandesas!

No es que sea yo mucho de comer golosinas (aunque la semana pasada me atiborré de fresas y demás) pero durante mi estancia en finlandia hubo una que me impresionó sobre todo porque todos los finlandeses las adoraban y su nombre era Lakritsi (traducido al inglés como licorice y sin traducción a mi parecer para el español).

En esta fotografia podemos observar un Lemon Lakitsi formado por regaliz en el exterior y una crema con sabor a limón en el centro … estaba tan bueno que me compré una bolsa grande para mí  e incluso traje una bolsa para los compañeros de la universidad (Que Talía comió rauda y veloz)

Otra de las cosas que no llegué a probar pero que a todo el mundo que se lo traje gustó fueron los Salmiakki. Eran caramelillos también de regaliz, aunque el hecho de que fueran salados hacía que no me gustaran demasiado.

Eso es todo por hoy, espero que tengáis hambre!

Anuncios

Desde finlandia con amor 2

Y siguiendo con una serie de posts que dejé por hacer hace ya casi un año, continuo comentando los diversos capítulos de “From Finland with Love” de Roman Schatz, un alemán afincado en Finlandia.

El alfabeto, de la “a” a la “ö”

Una cosa graciosa que tienen casi todas las lenguas es que si las lees al revés parecen todavía más graciosas (exceptuamos los palíndromos). Pero es que esto no importa lo más mínimo en finlandés, suena gracioso tanto si lo lees al derecho como si lo lees al revés. Probad leyendo lo siguiente:

Hyväntahtoinen aurinko katseli heitä. Se ei missään tapauksessa ollut heille vihainen. Kenties tunsi jonkinlaista myötätuntoakin heitä kohtaan. Aika velikultia.

De hecho, dudo que os hayáis enterado de mucho (creo que yo tampoco entiendo ni la mitad) pero si tenéis la oportunidad de escucharlo de la boca de un nativo, os parecerá muy bonito. Sobre todo, por mucho que parezca que se les hayan sentado en el teclado mientras escriben, en realidad se escribe así.
Existen muchas palabras raras, pero el fenómeno que más me impresionó fue el de la duplicación de vocales y consonantes, que hasta que no pasó un tiempo no fui capaz de recrear por culpa de mi rapidez en el habla. Se han llegado a ver palabras tan raras como päätteellään, palabra que me duele a los ojos por el exceso de diéresis.
Por otra parte, se podría decir que el finlandés no es una lengua sexista ni mucho menos (es más, creo que hay más mujeres en el poder que hombres), sin ir más lejos, tomemos la palabra mujer, que en finlandés es naiden, ¡adivinad cuál es la traducción de casarse o fornicar! ¡Pues si! usan la misma raíz y la palabra en cuestión es nainen.
Para no desviarnos mucho del tema, vamos a poner un par de ejemplos donde los matices son muy importantes. Tenemos la palabra nai minut que viene siendo el típico cásate conmigo, pero si cambiamos una simple letra y decimos nai minua, la proposición se torna un poco más seria ya que estamos pidiéndole que nos folle.
Todo esto es gracias a la propia ausencia de preposiciones y en consecuencia, la existencia de tantos casos como preposiciones debería haber. De momento, solo te enseñan 15 casos:

Nominativo talo casa (el nominativo no tiene desinencia flexiva)
Partitivo taloa parte de un conjunto, cantidad, etc.
Genitivo talon de la casa posesión
Acusativo sólo con pronombres personales
Casos semánticos
Inesivo talossa dentro de la casa localización dentro de algo
Elativo talosta de la casa movimiento afuera, “salir de”
Ilativo taloon a la casa movimiento adentro, “entrar en”
Adesivo talolla cerca de, junto a la casa localización adyacente
Ablativo talolta desde la casa alejamiento de localización adyacente
Alativo talolle a la casa acercamiento a localización adyacente
Esivo talona como casa condición o cualidad
Translativo taloksi (convertirse en casa) cambio de condición
Casos marginales
Comitativo taloineen con su(s) casa(s) en compañía de algo
Instructivo taloin “con la casa” instrumento
Abesivo talotta sin la casa ausencia de algo

¿Suficiente? Pues aún nos queda aprender otras tantas palabras suecas, la segunda lengua oficial, y después ya si nos quedan ganas, algo de los múltiples dialectos que inundan este país, que no son pocos.
Ya por ultimo me gustaría destacar las peculiaridades de una de las palabras más usadas aquí en España, la famosa y única … NO. Hemos visto que en la mayoría de idiomas europeos, al menos se mantiene la N (No, Nein, non, …), mientras que en finlandés se escribe EI. No contento con ello, dependiendo del qué persona lo usa, tendremos una de sus variantes: en, et, ei, emme, …

Queremos subtitulos para eurovisión!

Como bien muchos sabréis, el año pasado estuve de erasmus en Finlandia (concretamente Savonlinna), justamente el año en el se celebraba Eurovisión. A pesar de los degenerados que nos representaron, fué el único concurso que me tragué de principio a fin, incluyendo la publicidad. Me compré el disco porque la mayoría de canciones me gustaron (otra vez descartando la española) y es que todavía lo llevo en el coche. La puesta en escena fue impresionante y supongo que el hecho de ser tantos españoles invadiendo la zona, fue hasta entretenido ver las banderitas españolas en la plaza.

También sabréis que últimamente se esta poniendo de moda cantar las canciones en la lengua oficial del estado representado, dicho de otra manera, los serbios cantan en serbio, los polacos en catalánpolaco, … Esto resulta muy bonito para el que conoce el idioma, pero el español medio apenas sabe hablar inglés, no digamos entenderlo.

En relación a esto, mientras estaba yo en Finlandia, me dí cuenta de que algo raro pasaba debajo de la pantalla mientras todos cantaban y esto es que allí habían subtítulos en finés!! Vale que no entendí nada de lo que ponía, pero digo yo que al menos el finlandés medio se enteró de todo (por aquello de que es su idioma y tal)

Dicho esto, me pregunto yo, tan difícil sería conseguir a 25 míseros traductores hicieran una mísera traducción de un texto repetitivouna canción, incluso reaprovechar al traductor de inglés para esos tantos que cantan en él.

En fin, no es que quiera barrer para casa como traductor en potencia que soy, pero yo encuentro que de las 25 canciones que hicieron, al menos 15 no sabía ni de que iban.

Desde Finlandia con amor

Recientemente he leído un libro bastante interesante titulado “From Finland with Love” de Roman Schatz, un alemán afincado en Finlandia. Este libro me ha dejado tan buen sabor de boca, que he decidido hacer unos cuantos posts basandome en los capítulos de este libro. Y el primero es …

Shock cultural en finlandia.

A simple vista, Finlandia puede parecer otro país europeo, pero si te fijas un poquito te darás cuenta de que no es así. Todos sabemos que por estas tierras la noche comienza mucho antes durante el invierno, he llegado a ver como se hace de noche a las tres y media (de la tarde?¿) pero eso no es todo lo diferente … hay una cosa todavía más rara … su gente.
Los finlandeses y las finlandesas son bastante “raritos“, por así llamarlo. Son tímidos por naturaleza, tanto que no se comportan atrevidamente hasta que llevan una o dos cervezas encima. Es tanta la timidez que muchas veces no te cruzan la mirada por la calle y no esperes que conocidos lejanos (la vecina de tu amiga, a la que has visto como 5 veces … se gira para no mirarte al cruzarse contigo). Incluso se han dado casos de ancianas huyendo asustadas tras haberles dicho “hola!” y alzar la mano en forma de saludo.

Aquí el concepto de ser cortés es ligeramente diferente, mientras en el resto de Europa constaría en hablarle a tus compañeros y preguntarles como les ha ido el fin de semana … pero aquí, es todo distinto, aquí hay que dejar a las personas a solas, si son amigos tuyos, ya te contaran lo importante, no hay porque preguntarles.

También hace falta respetar los centímetros de espacio personal, que para este caso serían un total de 70cm, tampoco esperes que te miren a la cara durante la conversación y mucho menos a los ojos, aunque mucha gente ya se ha acostumbrado.

Conste dentro de las palabras que no usar en este país, la palabra “este país es una mierda”. Todos los finlandeses llevan un pequeño nacionalista en su interior, faltaría más que encima se lo dijeras a la cara. Son tan suyos que para dar la diferencia comen otro tipo de pan, ruisleipä, una especie completamente diferente de pan que según ellos “es muchisimo más saludable que vuestro asqueroso pan normal”